sábado, 27 de diciembre de 2008

GLAMOUR

Cuando suelta el micro, Sonia piensa en Victoria Beckham y el glamour. Después abandona la pandereta junto al amplificador, ingeniosamente colocado sobre un carrito con ruedas, y la cambia por la gorra con la que pasa a pedir:

-Un ayuda por favorrr.

Goran continúa ejecutando sus torpes armonías sonoras con el acordeón, escondido tras el repetitivo ritmo de los altavoces.

Se ha puesto un chándal rojo para estar cómoda. Aunque le sigue resultando imposible deshacerse de los zapatos de tacón que Goran le regaló pese al daño que le hacen al caminar. Cuando circula por entre los viajeros, pone esa triste y dulce mirada melancólica de las eslavas, violácea y difuminada. Al llegar al final del vagón se gira a observarle. Es tan guapo. Si no hubiera sido tan guapo no hubiera huido con él. Ni habría recorrido media Europa durmiendo en albergues de mala muerte, camas calientes o simplemente al raso. Lugares ajenos a sus sueños de escaparate.

2 comentarios:

marina dijo...

un retrat habitual i colpidor alhora...
A part de la paraula glamour...em ve al cap la d'èxit i la de escaparate... (hi ha com certa semblança oi?)
sovint intento escapar-me de l'èxit, o si més no de l'èxit entès avui en dia...

que sàpigues que llegeixo les reflexions de l'astronauta però que no comento... em falta temps per llegir més sobre strauss i els mètodes cientifics...

Espero que l'entrada de l'any no hagi estat massa estressant

Una abraçada,
:-)

cgamez dijo...

Hola maca.

Gràcies pel comentari. Ja imagino que vas liada. Ho miro a la teva bitàcora (però no amb la periodicitat que voldria). Jo també publico molt menys últimament.

Petons ;)